GNSS. Práctica de Métodos Topográficos.

El uso de GNSS en la práctica de Metodos Topográficos se realiza porque actualmente los GNSS facilitan en muchas ocasiones tanto la tarea de la georreferenciación como el resto de las tareas tradicionalmente realizadas por métodos topográficos clásicos.

Se explica a continuación la práctica GNSS de la asignatura de Métodos Topográficos que imparte Natalia Garrido-Villén en la ETSIGCT de la UPV. La imagen enlaza a un vídeo explicativo y la presentación se encuentra al final de la página.

GNSS. Práctica de Métodos Topográficos.

GNSS son las siglas de Global Navigation Satellite System, esto es Sistema Global de Navegación por satélite, y se refiere a todos los sistemas de navegación por satélite existentes en la actualidad, tanto el GPS Norteamericano como el GLONASS ruso, el GALILEO europeo o el BEIDOU chino.

El primer sistema puesto en funcionamiento fue el GPS y es por esto que generalmente se habla de GPS incluso cuando se quiere hablar de GNSS en general.

El principio básico del posicionamiento con GNSS se basa en que un receptor pasivo, que no emite señal alguna, recibe señales de varios satélites. Conocidas las posiciones de los satélites, que vienen en el mensaje que envían los mismos, bastará con medir las distancias entre satélites y receptor para poder realizar una triangulación y calcular las coordenadas del receptor.

Esto que parece tan sencillo, se complica debido a que existen errores en el sistema, debidos sobre todo a que la señal sufre errores en su propagación y otros propios del funcionamiento del sistema y para eliminar o reducir los errores mencionados, se utiliza la técnica conocida como GNSS diferencial, que consiste en la utilización de dos equipos GNSS en dos posiciones diferentes.

El primer equipo, denominado base, se colocará en un punto de coordenadas conocidas, o bien se puede utilizar una red de estaciones. El objetivo de este equipo, que conoce sus coordenadas es calcular las correcciones a aplicar a las coordenadas calculadas con los datos procedentes del satélite para obtener las coordenadas “reales”. Estas correcciones se transmiten al rover.

El segundo equipo, al que llamamos rover o móvil, corregirá las coordenadas que calcula a partir de la señal recibida de los satélites, con la información que le transmite el rover (o que recibe de la red activa de estaciones permanentes). El receptor móvil corrige observables, considerando que los errores serán prácticamente los mismos que los calculados en la base, por la proximidad entre ambos puntos (menor de 10 Km).

La presentación se adjunta a continuación:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *